Falleció Tony Bennett a los 96 años

Tony Bennett, una de las voces más queridas y reconocibles en la historia de la música popular estadounidense, falleció el viernes a los 96 años, apenas dos semanas antes de su cumpleaños, según informó su publicista en un comunicado.

 

El deceso de Bennett tuvo lugar en su ciudad natal, Nueva York, aunque no se ha revelado la causa de inmediato.

Tony Bennett fue el responsable de la banda sonora de generaciones de románticas veladas y demostró que su atemporal estilo de estándares tenía un amplio y constante atractivo, incluso mientras la industria musical cambiaba con el surgimiento del rock y el rap.

En los últimos años, a pesar de enfrentar en privado un trastorno cognitivo, su voz aterciopelada encontró eco en nuevas generaciones. En febrero de 2021, su familia reveló en la revista AARP que Bennett padecía Alzheimer desde hacía cinco años, aunque él seguía grabando música.

"La vida es un regalo, incluso con Alzheimer", tuiteó su cuenta oficial en ese momento.

Y qué regalo fue: La vida y carrera de Bennett, veterano de la Segunda Guerra Mundial y activista de los derechos civiles, podrían ser el argumento para varias películas biográficas, pero su legado más perdurable seguramente será su estilo vocal único, que lo convirtió en una superestrella en la década de 1950 y le permitió disfrutar de un notable segundo acto en los últimos 25 años de su vida.

"La forma en que desechamos la música todo el tiempo, y desechamos el arte y las décadas pasadas como si estuvieran anticuadas, como si la nostalgia fuera para frikis, es doloroso", dijo Lady Gaga, amiga y colaboradora frecuente de Bennett, en 2015. "Mucha de la música que se ha presentado a través del Gran Canzoniere Americano, a través de Fred Astaire, se ha transmitido a través de generaciones de hombres y mujeres, y Tony es uno de esos hombres".

Nacido como Anthony Dominick Benedetto el 3 de agosto de 1926 en Astoria, en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, comenzó en la música después de estudiar canto en el American Theatre Wing. Se dice que fue descubierto por la legendaria cantante afroamericana Pearl Bailey, quien lo contrató para abrir sus espectáculos en 1949.

Un año después, Bennett comenzó a hacerse un nombre, firmando con Columbia Records y cautivando con éxitos como "Rags to Riches" y "Because of You". Su éxito emblemático, "I Left My Heart in San Francisco", llegó en 1962 como una cara B que lo catapultó a la cima.

Las canciones lograron un equilibrio entre el pop y el jazz y recibieron elogios de la crítica: Bennett ganó los Grammy de 1962 al récord del año y actuación vocal en solitario.

Estas estatuillas serían solo el comienzo de los 20 premios Grammy que recibiría a lo largo de su carrera de siete décadas, incluyendo el Premio Grammy a la Trayectoria Artística. Ganó su último Grammy por su álbum colaborativo con Lady Gaga, "Love For Sale", lanzado en 2021.

Entre otros reconocimientos en su exitosa carrera se encuentran dos premios Emmy, y fue honrado como destinatario del Premio Kennedy Center, el Premio Gershwin y un Maestro del Jazz por el NEA (National Endowment for the Arts).

Quizás debido a su estrecha relación con músicos de jazz como Duke Ellington y Count Basie, Bennett también se involucró en el movimiento de derechos civiles de la época. Fue reclutado por el actor Harry Belafonte para marchar junto a Martin Luther King Jr. en Selma, Alabama, a pesar de que esto implicaba un riesgo en su carrera artística cuando su audiencia era predominantemente blanca.

"Soy solo un cantante, no quiero involucrarme en esto", dijo Bennett a CNN en 2013. "Es una locura. Es tan ignorante. Pero luego me contó lo que estaba pasando, cómo algunos negros fueron quemados y les arrojaron gasolina. Cuando escuché eso, dije: 'Iría contigo'. Me di cuenta de que esto era una locura".

A medida que la música popular evolucionaba, el estilo de Bennett quedó desplazado de moda, y aunque los conocedores elogiaron algunos de sus trabajos a finales de los años 60, los 70 y los 80, el público se alejó. Durante este oscuro período, Bennett se sumergió en las drogas.

"Tomaba píldoras: estimulantes, depresivos y tranquilizantes", escribió en su autobiografía de 2011. "Estaba en una espiral autodestructiva completa".

Sin embargo, Bennett sobrevivió y superó su adicción a las drogas. Emergió triunfante en los años 90, completando uno de los regresos más impresionantes en la historia de la música. Fue acogido de lleno por la generación MTV (grabando duetos con jóvenes estrellas del pop) y su álbum "Unplugged" de 1994 para la cadena MTV se llevó el premio Grammy al álbum del año.

"No fue una sorpresa en absoluto", dijo Bennett a The Independent en 2011. "Y te diré por qué. La buena música es buena música. No me preocupa si quienes me escuchan son viejos o jóvenes. De hecho, en muchos sentidos, no me interesan los jóvenes en absoluto. Me interesa la edad. La gente aprende a vivir adecuadamente cuando llega a cierta edad, ¿sabes?

"El difunto Duke Ellington me dijo una vez que se ofendía mucho con la palabra 'categoría'", agregó. "La música no tiene categoría; es buena o no lo es, y yo canto buenas canciones, grandes canciones, escritas por los mejores compositores. Esa calidad es lo que las hace perdurar. Créeme, la gente cantará estas canciones por siempre".

Además de sus sesiones de grabación y conciertos, Bennett demostró tener talento para las artes visuales. Sus pinturas, firmadas con su nombre de nacimiento, se han exhibido en el Smithsonian y el Museo Metropolitano de Arte.

Sus últimas presentaciones en público fueron los conciertos "One Last Time" con Lady Gaga en el Radio City Music Hall, el 3 y 5 de agosto de 2021, para celebrar su 95 cumpleaños.

Junto con su esposa desde 2007, Susan Benedetto, Bennett fundó el grupo sin fines de lucro "Exploring the Arts", para apoyar y financiar la educación artística en escuelas secundarias públicas. En ese esfuerzo, se fundó la Escuela de Artes Frank Sinatra en Astoria, según informó su publicista.

Las muestras de cariño hacia Bennett inundaron las redes el viernes.

La actriz de "La Niñera" y presidenta de SAG-AFTRA, Fran Drescher, dijo: "Ejemplificó a una persona que era buena como el oro, dulce como el azúcar y un ser humano empático con sentimientos profundos. Ojalá más personas tuvieran tu entereza, Tony. Descansa en paz".

"Qué legado, no solo de música atemporal y sublime, sino de un estudio de elegancia, clase y gracia", escribió en redes sociales el cantante Keith Urban. La música Carole King lamentó su partida, diciendo que es "una gran pérdida".

El guitarrista ítaloamericano Steve Vai, aclamó a Bennett como "la voz más hermosa de nuestras vidas, nuestros amores y nuestros desconsuelos".

Tony Bennett deja un legado imborrable y es sobrevivido por su esposa Susan Benedetto y cuatro hijos, incluida Antonia Bennett, quien se ha convertido en una cantante destacada de estándares por mérito propio.

More from Kris Rojas

Listen Live Listen