Ella es Diana Bermúdez, la nueva 'diosa' del Universo Marvel, y es caleña

La caleña Diana Bermúdez debuta en el universo de Marvel Studios, en la serie Moon Knight, del canal Disney+, donde además de interpretar al avatar de la diosa egipcia Hathor, es Yatzil, indígena latinoamericana.



“Aunque Yatzil y Hathor tienen las mismas cualidades, es importante notar que son dos personajes distintos y la diosa utiliza a su avatar humano Yatzil para observar lo que pasa en el mundo y canalizar sus poderes cuando los necesita”, explica la actriz, que vive en Londres y que actuó en cine, en Utvandrarna, Rambo: la Última Misión, Yesterday, Frida Kahlo 2020, así como en las series televisivas Doctors, Triangle y Silent Witness, entre otras.

¿Es un sueño cumplido su participación en el universo Marvel, en esta serie Caballero Luna?

 

Debutar en el universo Marvel es un sueño cumplido. Me encantó este personaje. Ella es muy segura de sí y llena de amor, siempre intenta ver lo bueno en las personas y empatiza con los demás. Yatzil forma parte del cónsul de avatars que se reúnen de todas partes del mundo cuando el dios Khonshu se porta mal. Me encantó interpretar una mujer tan interesante y con poderes. En Marvel fueron muy receptivos a mis ideas.
 


¿Cuál fue su aporte más significativo al personaje?

Cuando pedí que cambiaran mi personaje a uno indígena, aceptaron felices y me pidieron sugerencias para el nombre. Les ofrecí varios de las culturas Embera, Inca y Maya, y al final escogieron uno Maya: Yatzil, que significa “amada”, apropiado para el avatar de la diosa del amor.

En su biografía dice que tiene herencia indígena americana, ¿estos ancestros vienen por línea materna o paterna y de qué comunidad son?

Mis raíces indígenas provienen de ambos lados, aunque solo conozco la etnia de mi línea materna. En los últimos años que descubrí que mi bisabuela materna perteneció a la comunidad Embera Chamí, de Risaralda. Infortunadamente, el resguardo fue disuelto en el siglo XX y la comunidad se hispanizó rápidamente.

Diana Bermúdez, en la serie Moon Knight, de Disney+. Tiene familia en Cali, Medellín, Caquetá y Pereira. Con su pareja lleva 9 años de relación

Especial para El País

¿Por qué supo de su origen hasta hace poco?

Como ser indígena fue y todavía es visto como vergonzoso, mi bisabuela jamás les contó a sus hijas de su herencia, algunas nietas lo supieron por ella y compartieron esta información hace poco. Es importante reconocer que no solo mi herencia es indígena sino mi raza, a veces nos olvidamos que en nuestro continente predomina una mezcla de indígenas, africanos y europeos. Aunque la mayor parte del continente se ha hispanizado y se identifican como mestizos, esto no borra nuestra raza.

Ha trabajado con Natalie Portman, Sylvester Stallone en Rambo, Ethan Hawke y Oscar Isaac. “Inspira verlos en la pantalla, así que trabajar con ellos es alucinante”, dice Diana, quien tiene
una hermana en España.

¿Cuál fue la percepción en Londres respecto a su origen étnico?

En el Reino Unido nunca me vieron como blanca. Otros colombianos me decían “usted no parece colombiana, se ve más peruana o ecuatoriana porque se ve muy india”. Cuando empecé a actuar, tampoco me aceptaban como colombiana o latina, decían que no me parecía ni a Shakira ni a Sofia Vergara. Investigué mis raíces y me di cuenta de que mis rasgos y color de piel vienen de mis ancestros indígenas. Y estoy en ese camino de reconectar con mi herencia.

¿Su etnia ha sido una ventaja o desventaja para lograr papeles en series y películas?

Una desventaja. En el Reino Unido casi no hay papeles para gente latina, menos para gente indígena. Fue muy difícil seguir una carrera como actriz con mi apariencia, nunca me vi representada en los teatros, en películas o en la televisión en Inglaterra, tampoco en las series de televisión latinoamericanas. Recientemente han empezado a cambiar las cosas y estamos viendo más diversidad en la pantalla, lo que da mucha alegría.

“No conozco mi apellido indígena, porque mi bisabuela se hispanizó y como mis tías nunca lo preguntaron, no
lo sabemos. Me encantaría saberlo pero, sin documentos de esos tiempos, no creo sea posible”

¿Cómo fue su infancia en Cali y por qué se fue a vivir a Londres?

Vivíamos en el Barrio Bretaña hasta que cumplí tres años y nos mudamos a Londres, tuve una infancia muy feliz, rodeada de mi familia. A mi mamá se le presentó la oportunidad de viajar al Reino Unido para visitar a una amiga, nos gustó y afortunadamente nos pudimos quedar.

¿Qué la llevó a estudiar actuación?

Yo era muy académica, un profesor me animó a salirme de mi zona de confort y me enamoré del teatro. Estar en el escenario fue una experiencia emocionante y creativa. Seguí estudiando actuación en mi adolescencia, sin pensar que podía ser mi carrera, estudié otras cosas. En Italia enseñé inglés un tiempo y cuando vi un grupo de teatro de Inglaterra, los contacté y me fui a girar con ellos en Italia como actriz; fue una experiencia intensa y difícil, pero me dio el coraje de aplicar para estudiar en el Royal Central School of Speech and Drama y participé en la obra política Valiant, de historias no contadas de las mujeres en la guerra.

En redes sociales usted visibiliza a las comunidades indígenas de su país. ¿Cuál es su propósito?

Intento amplificar sus voces, porque es triste que quienes siguen con las tradiciones de nuestros antepasados sean estigmatizados, marginados y despreciados por el resto del país, aunque la mayoría, siendo mestizos, tengan sangre indígena. Representar mi herencia indígena con orgullo es un paso adelante que muchos otros latinoamericanos también están dando y el primero para cerrar la brecha entre “nosotros” y “ellos”. Muchos descendemos de los indígenas y no somos tan diferentes ni superiores.

More from Farandula

Listen Live